Microempresa

En un afán de los distintos gobiernos sobre llevar un mejor control y seguimiento de las pequeñas empresas es que se define el término microempresa, sin embargo hasta el momento no existen parámetros aceptados a nivel internacional de forma estandarizada.

En la Unión Europea se determinan las microempresas en base a 3 criterios: que cuenten con un número de empleados inferior a diez personas, que el volumen de ventas sea inferior a 2 millones de euros anuales y que el volumen de los activos sea igual o inferior a 2 millones de euros.

La microempresa constituye una forma primaria para los emprendedores para iniciar un negocio, pudiendo empezar a trabajar solo o con un pequeño grupo de personas, quienes a su vez financian generalmente la inversión inicial para operar el negocio.

Uno de los mayores beneficios de una microempresa es su alta flexibilidad para adaptarse a las condiciones necesarias para operar y sus bajos requerimientos de capital. Sin embargo muchas microempresas también sufren de poca preparación en el ámbito que piensan competir y constituyen un alto riesgo para la permanencia de la empresa.

Los distintos gobiernos han creado sistemas de financiación para mejorar sus condiciones de éxito, así como para fomentar el autoempleo y el consumo.

Comments (0)

Publicar un comentario en la entrada